Al analizar solicitud de créditos, para oferta social o de rangos medio y alto, también hay novatos.

Compra de vivienda

De 1.080 personas que adquirieron una vivienda de interés social en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga y otras ciudades intermedias, el 78 por ciento lo hizo por primera vez.

Foto:

Abel Cárdenas / Archivo EL TIEMPO

Por: Gabriel Flórez

Así lo revela un informe de la firma Galería Inmobiliaria, en el que destaca que de 1.080 personas que adquirieron una vivienda de interés social (VIS) en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga y varias ciudades intermedias, el 78 por ciento lo hizo por primera vez. Por su parte, de 720 en los rangos medio y alto, el 45 por ciento fueron primíparos.

En materia de créditos también hubo novatos, ya que de los interesados en VIS, el 86 por ciento tramitó uno por primera vez, lo mismo que el 60 % de quienes prefirieron la oferta no VIS.

Trámites en bancos

Incluso, en el primer caso 44 por ciento de los potenciales inversionistas ya habían realizado el proceso en un banco; por su parte, para la negociación de no VIS solo el 28 por ciento había contactado a un establecimiento financiero.

Según Juan Sebastián Pardo, presidente de la entidad financiadora de vivienda Credifamilia, “actualmente, hay mucho interés en la compra de vivienda y, en consecuencia, las personas están buscando crédito para cumplir esa meta”.

Acerca de la dinámica de la primera compra, el directivo señaló que las familias que optan por VIS lo hacen para habitarla. En este punto, vale recordar que la ley prioriza la primera inversión en este segmento y, si se hace el trámite del subsidio, no permite que las familias hayan sido beneficiarias anteriormente.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta que en el estrato medio –específicamente, oferta de entre 105 millones y  339 millones de pesos– ahora es posible acceder a una segunda vivienda, aunque también un requisito es no haber accedido a un auxilio a la tasa en otras ocasiones.

Daniel Vásquez Franco, director de Vivienda de la Asobancaria, también resalta otro dato relevante relacionado con la población joven que está haciendo su primera compra: “Hay mucha gente menor de 40 años, situación que se atribuye a diversos factores. Por el lado de la oferta, desde el 2017 los constructores o, en general, los oferentes de estos inmuebles han diseñado para los clientes planes de financiación que contemplan la concesión de plazos más amplios para el pago de la cuota inicial”.

“Esta normalmente representa 20 o 30 por ciento del valor total; en este sentido, se encuentran en el mercado ofertas que contemplan plazos de 23 meses o más, cuando lo usual –en años anteriores– era la concesión de 18 meses, máximo”, agrega el directivo.

Esto, precisamente, ha generado más confianza entre los potenciales interesados en su primera adquisición.

Mario Ciardelli, gerente general de la constructora Amarilo, coincide con Vásquez y considera que el alcance de posibilidades para la inversión también se ha presentado “por el ascenso socioeconómico que obtienen las familias”. 

A esto hay que sumarles las reducidas tasas de interés y una oferta sin precedentes, que han llevado a que cada día aquellos que nunca han tenido un techo propio entren en esa dinámica.

Son oportunidades para los compradores primerizos de vivienda, quienes, de hecho, ya se dieron cuenta de esto y por eso la dinámica en este nicho está en alza”, concluye.

GABRIEL FLÓREZ
Redacción Vivienda
En Twitter: @GabrielFlorezG

Invertir con lo que hay

Actualmente, el tiempo que tardan las familias en ahorrar los recursos para la compra superan los 24 meses. 

En vivienda social es más bajo, debido a que tienen subsidios que hacen que el proceso sea más ágil.

Los plazos para el pago de la cuota inicial se han ampliado y esto permite que los compradores cuadren su presupuesto.
Un consejo es que no ‘inflen’ los ingresos y asuman la obligación con la plata disponible.

fuente: http://www.eltiempo.com/economia/finanzas-personales/compradores-de-vivienda-por-primera-vez-aumentan-en-colombia-200562